Quién inventó el tiempo compartido

El tiempo compartido tiene sus orígenes en Europa, eminentemente en Suiza en 1963 donde la compañía Hapímag inició su primer emprendimiento de tiempo compartido con el propósito de garantizar a su clientela habitaciones libres en los primordiales centros turísticos de Europa Central, singularmente en España.

Te puede interesar también:Cómo puedo ser miembro de RCI

Por Àlvar López y Carlos Muñoz Gadea.

Te puede interesar también:Qué es el RCI en hoteles

Tiempo compartido es la última película redactada por los mexicanos Sebastián Hofmann y Julio Chavezmontes. La película, que llega tras la colaboración de los dos en el guion de Halley, ganó el premio al Mejor Guion en la última edición de Sundance. Tuvimos la fortuna de poder charlar con los dos escritores para pensar sobre los cimientos de un guion complejo, donde sobran las distintas tramas de múltiples individuos y la hibridación de géneros, y sobre las causas que, a su juicio, tienen la posibilidad de argumentar el Enorme instante que vive el cine mexicano.

Te puede interesar también:photo 1496417263034 38ec4f0b665aCómo llamar a RCI desde España

Historia de la nube y el cloud computing

Si bien en este momento observamos la nube de una manera novedosa, de todos modos el término de nube existe desde hace unos años. Cerca de 1955, John McCarthy, el informático que acuñó el término «IA (inteligencia artificial)», inventó la teoría del tiempo compartido, muy similar a la nube de hoy.

Te puede interesar también:Qué es un alquiler tiempo compartido

El término de tiempo compartido hace referencia al empleo compartido simultáneo de un recurso computacional (tiempo de ejecución de únidad central de procesamiento, empleo de memoria, etcétera.) entre varios clientes. En ese año solo había 250 ordenadores en empleo en el mundo entero, con lo que para sacar el máximo provecho a estos limitados elementos era preciso recurrir al mismo tiempo compartido.

Te puede interesar también:Cuántos socios tiene RCI

¿Puedo dejar de abonar un tiempo compartido?

Evidentemente que puedes. No obstante, es obvio que no tiene que ver con una medida legal, pero a veces puede ser atrayente ir alén de algunos límites para salir de una trampa.

Si la compañía que te vendió el tiempo compartido no admite la cancelación del contrato, esta es un plan que puedes evaluar. Si andas pagando tu tiempo compartido en cuotas por mes de manera directa a la compañía que te lo vendió, en el momento en que dejes de abonar, tienen la posibilidad de finalizar anulando el contrato.

De Kubrick a Buñuel

El rodaje de Tiempo compartido sucedió en el hotel Princess Planeta Imperial de Acapulco, construido en 1971 y desarrollado por los arquitectos William Rudolph y Leónides Guadarrama con una referencia clara a Teotihuacán Pirámide del Sol. “Para mí pertence a las mucho más lindas de todo el planeta y la mucho más bonita del país”, arguye Hofmann.

La ubicación asimismo sirvió a fin de que el directivo guiñara el ojo a uno de sus héroes cinematográficos: Stanley Kubrick. “Hay un homenaje directo a El Resplandor. Si harás una película sobre individuos atrapados en un hotel y donde se lleva a cabo toda la acción dentro suyo, es una referencia obligada”.

16 comentarios en «Quién inventó el tiempo compartido»

  1. ¡Me encanta el tema de quién inventó el tiempo compartido! ¿Qué teorías tienes? 🤔

    Responder
    • ¡Es un tema fascinante! Hay varias teorías interesantes sobre quién inventó el tiempo compartido. Algunos dicen que fue un empresario de la industria hotelera, mientras que otros creen que fue desarrollado por un grupo de abogados astutos. ¡A seguir investigando!

      Responder
  2. ¡Vaya, qué interesante! ¿Quién inventó el tiempo compartido, un genio o un malvado? 🤔

    Responder
    • ¡Ja! No sé si fue un genio o un malvado, pero seguro que fue alguien astuto. Al final, el tiempo compartido tiene sus ventajas y desventajas. ¡Pero al menos podemos disfrutar de unas vacaciones sin gastar tanto dinero! 😜

      Responder
  3. ¡Vaya! ¿Quién necesita tiempo compartido cuando podemos viajar en el tiempo con Kubrick y Buñuel en las nubes? ¡Increíble!

    Responder
    • Vaya, qué exageración. Viajar en el tiempo con Kubrick y Buñuel en las nubes suena más a fantasía que a realidad. Prefiero disfrutar de mis vacaciones en un lugar real y tangible. Cada quien con sus gustos, supongo.

      Responder
  4. ¡Vaya tela con el invento del tiempo compartido! ¿Qué tal si ahora nos inventamos un tiempo duplicado? 😜

    Responder
    • Jaja, ¡me encanta tu sentido del humor! Pero, sinceramente, creo que ya tenemos suficiente con el tiempo compartido. Mejor disfrutemos del presente sin complicarnos con un tiempo duplicado. 😄

      Responder
  5. ¡Increíble descubrir quién inventó el tiempo compartido! ¿Y sabían que las nubes tienen historia? 😮 #MenteSoplada

    Responder
    • ¡Vaya, eso sí que es un descubrimiento impactante! Aunque debo admitir que no me sorprende tanto lo de las nubes, siempre han sido misteriosas. #MenteSoplada

      Responder
  6. Wow, ¿quién se imaginaba que el tiempo compartido era tan polémico? ¡Increíble descubrir quién inventó eso!

    Responder
    • Vaya, parece que te has topado con un tema candente. El tiempo compartido ha sido objeto de controversia desde hace tiempo. Pero, ¿sabías que fue inventado por un grupo de empresarios en los años 60? La realidad es que no todos comparten la misma opinión sobre esta forma de vacacionar. ¡A debatir!

      Responder
  7. ¡Vaya lío con el tiempo compartido! ¿Quién necesita complicarse la vida con eso?

    Responder
    • ¡Vamos, no exageres! El tiempo compartido puede ser una excelente opción para aquellos que disfrutan de viajar y explorar diferentes destinos. No todos necesitamos la misma rutina de vacaciones una y otra vez. ¡La diversidad es lo que hace interesante la vida!

      Responder
  8. ¡Vaya, la historia del tiempo compartido es más complicada de lo que pensaba! ¿Alguien ha probado dejar de abonar sin consecuencias?

    Responder
    • ¡Cuidado con dejar de abonar sin consecuencias! Es posible que se enfrenten a problemas legales y daños a su historial crediticio. Recuerden siempre leer detenidamente los contratos y buscar asesoramiento legal antes de tomar decisiones arriesgadas. ¡No se arriesguen a perder más de lo que ya han invertido!

      Responder

Deja un comentario